Pase privado

Aunque en un principio nunca me lo planteé, ahora empiezo a preguntarme qué se supone que debo hacer con todas las fotografías que saco. Con el paso del tiempo llega un punto en el que las fotos, por pocas que sean, se convierten en objectos acumulables, almacenables y etiquetables. Es entonces cuando quiero encontrarles algún tipo de utilidad. A veces pienso que sirven para permanecer guardadas. O tal vez son un archivador de fechas y lugares que consulto de vez en cuando. Pero en realidad las imágenes solo funcionan si las miran otros, porque retenerlas para uno mismo resulta demasiado egoísta.

Las fotos de cumpleaños y bodas se mueven en círculos de amigos y familiares en pases privados en la casa de alguien delante de una pantalla de ordenador o de algo más pequeño. Aún así quedan fotos que no pasan ese filtro y que no sé qué hacer con ellas. Por eso he decidido irlas publicando en este blog, lo que me parece lo más cercano a un pase privado. Soy consciente que hacerlas públicas no tiene nada de privado: la cuestión es que el blog es la plataforma más discreta que conozco.

De esta manera iré intercalando aquí las fotos de hace entre unos dos y cinco años con las más recientes, para que las vea a quien le apetezca. Un pase dirigido a interesados en la fotografía, ya sea como vocación o como hobby.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s