Rebaixes

 

Anuncios

Tigre en lavabo

Ya era hora de que volviese. Y he vuelto digitalizada, porque me he comprado una cámara digital. Esta foto es una de las tantas que he tomado a mi gato esta tarde, una tarde de no hacer nada y de estar en casa porque sí. He estrenado la cámara después de comer, y la verdad es que no he podido parar de disparar durante toda la hora de la siesta. Tengo ganas de salir con ella y someterla al ritmo de las calles, para endurecerla a base de práctica. Se acabaron los carretes y el revelado, viva las tarjetas de memoria!