Figura

Anuncios

Desde el balcón

Le dediqué una sesión de fotos a mi tío hará unos cinco años más o menos, en octubre, mientras fumaba el cigarro post-comida familiar, después del postre, el café y la sobremesa. En esa casa fumar sólo está permitido en un balcón de pocos metros cuadrados, ligeramente inclinado hacia el patio interior, para que no se acumule el agua. Tiene incrustado en el suelo el condensador del aire acondicionado y encima de eso hay también un aloe vera bastante grande. Sin embargo, ninguno de esos elementos aportan nada a la localización, ni siquiera parecen ocupar ningún espacio. Su presencia está vacía de significado; el balcón solo importa por el hecho de ser el lugar donde fuma mi tío.

Estas siluetas me saben un poco amargas ahora, por culpa del recuerdo a olor a humo. No soy capaz de verle el sentido poético a los cigarrillos.

balcón-cortinas-siluetas-fumar (3)

balcón-cortinas-siluetas-fumar (2)

En Barcelona, los días de octubre sin nubes no parecen de otoño y el sol quema la piel en frío sin que te des cuenta. Sin embargo esa tarde había una luz bonita para hacer fotos. Creo que para tomar ésta me esperé un buen rato hasta que el avión se situara en el punto del cielo que a mi más me gustaba para el encuadre. No muy espontánea la verdad.
cielo-edificios-estela-avión
Aquí, una paloma:

paloma-edificio-patio-interior

Un retrato de mi tío, con cierto contrapicado, pero porque mi altura no da para mucho.

retrato

Y por último un retrato de mi tía, con lo ojos medio cerrados, para demostrar que los retratos que se dan por malos son los mejores.

retrato-mujer